Detección y prevención de caídas mediante sistemas automáticos

Las caídas en personas mayores de 65 años representan un importante problema de salud y son más frecuentes de lo que podemos pensar. En un estudio de 2016, se estimó que una de cada tres personas en este rango de edad experimenta una caída o más al año. Las secuelas físicas y psicológicas que aparecen tras la caída son muy variadas, pero en la mayor parte de los casos se traducen en una disminución de la movilidad y, por tanto, de la independencia. Esto produce un incremento del miedo a volver a caerse, que provoca que la persona disminuya su actividad sensiblemente. Por eso, en ViveLibre consideramos esencial encontrar soluciones tecnológicas que ayuden en la detección de caídas y que permitan una actuación rápida.

 

¿En qué consiste el sistema que estamos desarrollando?

 

Al contrario de otros sistemas de teleasistencia existentes en el mercado, que dependen de que el usuario presione un botón cuando tiene una emergencia, en Vivelibre apostamos por la detección automática de las caídas. De esta manera, si el usuario tiene una caída y queda inconsciente, el propio sistema la detectará y se encargará de avisar a nuestro servicio de asistencia, que podrá actuar en consecuencia. Además, el sistema va integrado en un reloj, en lugar de en un colgante con botón, como otros dispositivos existentes. Esto permite que sea mucho más discreto y de esta forma nos aseguramos de que el usuario lo pueda llevar puesto durante todo el día, en cualquiera de sus actividades diarias.

 

¿Cómo funciona la detección de caídas?

 

El algoritmo que estamos desarrollando en ViveLibre hace uso de diferentes sensores (acelerómetros, barómetros y sensores de localización) para detectar la caída en tiempo real y el propio reloj lanza una llamada cuando esto se produce. Además, estamos incorporando una serie de reglas adicionales para reducir el número de falsos positivos, ya que hemos comprobado que otros sistemas comerciales presentan un elevado número de estas falsas alertas, lo que genera una molestia importante para el usuario. Hay que tener en cuenta la dificultad a la hora de diferenciar una caída del resto de actividades de la vida diaria con un dispositivo que se lleva en la muñeca, dado que en muchas ocasiones realizamos movimientos bruscos que pueden ser interpretados como caídas por el algoritmo, y viceversa, caídas más lentas pueden pasar desapercibidas. No es posible por tanto detectar el 100 % de caídas, pero en Vivelibre trabajamos para llegar a la máxima tasa de acierto posible, gracias a la combinación de sensores con la que estamos trabajando, no solo en el reloj, sino en las balizas que se instalan en los enchufes del domicilio. Estamos realizando multitud de pruebas con diferentes usuarios para contar con una base de datos amplia que nos permita caracterizar los diferentes tipos de caídas.

 

Detectores de caídas e independencia. ¿Es posible prevenir una caída?

 

Contar con un servicio de estas características permite incrementar la independencia de las personas mayores, ya que pueden seguir viviendo en sus casas y realizando todas sus actividades sin tener que contar con la presencia constante de un familiar o un cuidador. El usuario tiene la tranquilidad de que si ocurre un accidente se van a enterar rápidamente sus familiares. Por otro lado, hemos hablado hasta ahora de la detección de caídas, pero también es muy importante considerar la prevención de las mismas. El sistema que estamos desarrollando en ViveLibre permite la monitorización de ciertas variables de la marcha, tales como la velocidad, la tortuosidad, la cadencia, etc., que nos pueden aportar una estimación del riesgo de caída de una persona, tal y como han estudiado ya algunos autores. Por poner un ejemplo concreto, la longitud de la zancada es un indicador significativo del riesgo de caída. Como han demostrado en este estudio, las personas que caminan con pasos más cortos tienen una mayor probabilidad de caerse. Así pues, aunque no es posible predecir cuándo se va a caer una persona, sí que es posible detectar ese riesgo y tomar las medidas necesarias para tratar de que disminuya.

Prevención y detección son nuestros objetivos en ViveLibre, por eso seguimos trabajando en todos los desarrollos necesarios para hacer que este sistema, ViveLibre Hogar, termine de perfeccionarse y esté disponible lo antes posible.