Durante el proceso de envejecimiento se producen una serie de cambios que afectan tanto a nivel biológico como psicológico de la persona. Las personas mayores tienden a perder algunas de sus capacidades. Su competencia auditiva disminuye, los problemas visuales aumentan con la edad y suele aparecer un progresivo deterioro cognitivo y motor. Pero esto no quiere decir que tengan que perder su autonomía y su independencia. Lo que más valoramos los seres humanos es nuestra libertad, y hay que intentar conservarla el mayor tiempo posible. Nuestro equipo de ViveLibre gracias a la tecnología pretende dotar a todas las personas mayores que lo necesiten de las herramientas que les ayuden a conseguirlo.

 

Tecnología en el ámbito de la salud

 

Las nuevas tecnologías aportan al conjunto de la sociedad multitud de ventajas y beneficios que hasta hace muy poco no habíamos imaginado. Todas las aplicaciones que se van desarrollando nos facilitan nuestro día a día en diferentes aspectos.  Para las personas mayores juegan un importante papel en su vida, ya que les ayuda a disfrutar plenamente de sus derechos y les permiten prolongar su vida en su entorno natural con mayor seguridad.

La mayoría de los avances tecnológicos que han ayudado a este colectivo han sido los enfocados a mejorar la salud y calidad de vida de las personas con enfermedades crónicas que necesitan un seguimiento diario. Una de las principales ventajas, es poder monitorizar la salud de estas personas a la vez que favorecer su autonomía. Llevar un seguimiento de la tensión, la glucosa, el ritmo cardíaco, la calidad de sueño, son básicos para las personas mayores puedan vivir con mayor tranquilidad.

Y fuera del ámbito de la salud, podemos encontrar otro tipo de tecnologías que también han ayudado mucho a las personas mayores. Es la tecnología enfocada a hacer más fácil las tareas diarias del hogar, como los robots de cocina o aspiradores.

 

La visión de ViveLibre

 

Tenemos que deshacernos de la idea de que las nuevas tecnologías no están hechas para las personas mayores. Es verdad que algunas de ellas tienen ciertas dificultades para adaptarse a los cambios. Por eso hemos creado una aplicación en la que no es necesario tener grandes conocimientos sobre las nuevas tecnologías. La App está pensada para que únicamente la persona que necesita algún apoyo, tenga que pulsar un botón para ser atendido por nuestra Unidad de profesionales. Desde allí se le prestará la ayuda que necesite en función de sus necesidades particulares. El contacto personal con nuestros expertos de la Unidad de Apoyo proporciona al usuario la tranquilidad que necesita.

La sencillez a la hora de utilizar la aplicación es lo que caracteriza a ViveLibre, porque las nuevas tecnologías también piensan en las personas mayores.

Otro aspecto sumamente importante que hay que tener en cuenta es el respeto por la privacidad de la persona, sea cual sea su edad. Es algo que el equipo de Vivelibre cumple estrictamente. La tecnología no es sinónimo de intrusismo. El usuario es el que decide sobre su vida y, por lo tanto, también sobre los apoyos que quiere recibir. El decide en todo momento cómo quiere ser apoyado y por quién. Por ello, debe ser quien autorice hasta qué punto cede sus datos y a quién lo hace.

Las nuevas tecnologías por tanto, no están reñidas con la edad. Gracias a ellas, las personas mayores mejoran su calidad de vida, promueven su autonomía, se mantienen activos y fortalecen su independencia.