La tecnología ha avanzado significativamente en el ámbito del cuidado de las personas mayores, permitiendo que vivan de manera independiente y segura en sus propios hogares durante más tiempo.

Y es que a día de hoy existe una impresionante variedad de tecnologías que ofrecen la confianza necesaria, tanto para las personas mayores en cuanto a su capacidad de vivir solas, como a sus familiares para evitar la difícil decisión de trasladar a sus padres a vivir a una residencia de ancianos.

Tecnologías “inteligentes”, como sensores, activación por voz, GPS, Bluetooth, conectividad por telefonía celular y aplicaciones de monitoreo de los teléfonos inteligentes hoy permiten que sea posible envejecer saludablemente en el hogar, ya que su uso puede mejorar significativamente la seguridad, la calidad de vida y la conexión social de quienes lo utilizan. Al adaptar las soluciones tecnológicas a las necesidades individuales y garantizar su accesibilidad, es posible ofrecer un apoyo valioso y logrando monitorear a las personas que viven solas de manera independiente y satisfactoria.

 

¿Es necesaria la tecnología para personas que viven solos?

La necesidad de tecnología para personas que viven solas varía según las circunstancias individuales, pero su relevancia se destaca en varios aspectos. En primer lugar, la tecnología puede brindar un sentido de seguridad y tranquilidad, especialmente para aquellos con condiciones de salud delicadas o mayor vulnerabilidad. Los dispositivos de monitoreo remoto y sistemas de alerta logran proporcionar asistencia inmediata en caso de emergencia, como caídas o problemas médicos repentinos, lo que puede ayudar de manera significativa en situaciones críticas.

De hecho, la tecnología puede mejorar la accesibilidad y la calidad de los servicios de atención médica y social. Desde la telemedicina hasta las aplicaciones de cuidado personalizado, la tecnología permite un acceso más fácil y conveniente a servicios de salud y bienestar, gracias a los dispositivos para personas mayores, lo que resulta esencial para aquellas personas con movilidad reducida o limitaciones de transporte.

Otro aspecto fundamental en la vida de las personas mayores es la conexión social. La tecnología ofrece herramientas para mantenerse en contacto con familiares, amigos y comunidades en línea, lo que contrarresta el aislamiento social, fomentando relaciones significativas y siendo clave para el desarrollo cognitivo.

Además de la seguridad física, la tecnología puede mejorar la calidad de vida al facilitar tareas cotidianas y promover la independencia. Las aplicaciones y dispositivos inteligentes pueden ayudar en la gestión del hogar, la planificación de actividades y la administración de la salud, permitiendo a las personas vivir de manera más autónoma y cómoda.

Tipos de tecnología de vigilancia de ancianos

Existen diversos tipos de tecnología, ya sea para la seguridad del usuario y sus familiares, para monitorear la salud de manera remota o para llevar un control de la medicación. Incluso, para mejorar la conexión social de nuestros adultos mayores. Por ejemplo, existen dispositivos tecnológicos que utilizan GPS para localizar a los usuarios en caso de emergencia, mediante un simple botón de ayuda para ancianos, permitiendo así una respuesta rápida y efectiva ante caídas u otras situaciones de riesgo. Otra herramienta que puede ser de gran ayuda, son las cámaras de seguridad en el hogar que ofrecen una vigilancia adicional, permitiendo a los familiares monitorear remotamente a los ancianos proporcionando ayuda si fuese necesario, aportando seguridad y tranquilidad para los ancianos y sus familias.

Tecnología para la seguridad

La preocupación por la seguridad de los adultos mayores, especialmente en relación con el riesgo de caídas, ha llevado al desarrollo de diversas tecnologías de seguridad. Entre estas tecnologías se encuentran los dispositivos de emergencia PERS, también conocidos como Sistema Personal de Respuesta a Emergencias, que son dispositivos móviles y portátiles con capacidad de localización por GPS. ViveLibre ofrece dispositivos que funcionan mediante un botón de ayuda que, al ser presionado, emite una alerta para solicitar asistencia médica o avisar a la familia en caso de emergencia.

Además de los dispositivos PERS, existe el sistema móvil de respuesta en caso de emergencias, que opera de manera similar pero es portátil y puede llevarse colgado del cuello o sujeto a la muñeca. Estos dispositivos también utilizan la tecnología GPS para permitir que el personal capacitado en RCP ubique el lugar donde ocurrió la emergencia. Por otro lado, las cámaras motorizadas WIFI para seguridad en el hogar ofrecen una opción de vigilancia interna del hogar. Estas cámaras, conectadas al WIFI del hogar, permiten a los familiares ver en tiempo real lo que está sucediendo en la casa a través de videovigilancia, lo que resulta útil para aquellos que no pueden estar todo el tiempo en la casa acompañando a los adultos mayores.

 

Tecnología para monitoreo de salud

Los relojes inteligentes han ganado popularidad entre personas de diversas edades por su capacidad para monitorear la salud. Estos dispositivos pueden medir el ritmo cardíaco, nivel de oxígeno, glucosa y otras métricas relevantes. Son especialmente útiles para adultos mayores, ya que además de proporcionar lecturas precisas de la frecuencia cardíaca, algunos modelos incluyen rastreadores GPS y alertas de caída para garantizar la seguridad del usuario. Por lo general, estos relojes realizan lecturas de la presión arterial a través del brazalete, ofreciendo una medición más confiable que otros dispositivos. Esta tecnología no solo permite monitorear la salud, sino que también promueve la independencia de las personas mayores al brindarles un mayor control sobre su bienestar.

Además de monitorear la salud, los relojes inteligentes pueden usarse como asistentes para recordar tareas diarias y tomar medicamentos. Funcionan a través de comandos de voz, permitiendo que la persona grabe instrucciones sobre cuándo tomar el medicamento. Este asistente digital también puede utilizarse para enviar otros tipos de recordatorios, como mensajes de buenos días o cumpleaños. En resumen, los relojes inteligentes ofrecen una combinación de monitoreo de salud y asistencia en la gestión diaria, lo que los convierte en herramientas valiosas para adultos mayores que desean mantener su independencia y bienestar.

 

Tecnología para control de medicamentos

Los dispensadores automáticos de medicamentos son dispositivos diseñados para ayudar a las personas a tomar sus medicamentos de manera oportuna y precisa. Aunque tienen una apariencia similar a los pastilleros tradicionales, estos dispositivos digitales permanecen bloqueados hasta que llega el momento programado para tomar la medicación. Esto garantiza que las personas tomen sus medicamentos según lo prescrito y evita confusiones o dosis omitidas. Además, emiten señales audibles para recordar al usuario que es hora de tomar la pastilla, proporcionando un recordatorio útil para aquellos que pueden tener dificultades para recordar sus horarios de medicación. Esta tecnología es especialmente útil para cuidadores y personas mayores que desean mantener un régimen de medicación organizado y efectivo.

 

Tecnología para mejorar la conexión social

La tecnología no solo se enfoca en la seguridad y la salud de las personas mayores, sino también en mejorar su conexión social y bienestar general. Los teléfonos inteligentes ofrecen aplicaciones de video chat como WhatsApp, Google Meet, Skype, Zoom y FaceTime, que les permiten mantener una comunicación en tiempo real con amigos y familiares, lo que contribuye a mejorar su estado de ánimo, aumentar la confianza y reducir la sensación de aislamiento.

Además de los teléfonos inteligentes, las tabletas y los ordenadores proporcionan acceso a Internet y redes sociales, lo que permite a las personas mayores mantenerse conectadas con sus seres queridos incluso cuando las visitas en persona no son posibles. Aunque ninguna tecnología puede reemplazar por completo la interacción humana, las redes sociales ayudan a complementar las relaciones sociales y a mantener vínculos afectivos importantes.

Por último, existen aplicaciones diseñadas específicamente para mejorar la memoria y la función cognitiva en las personas mayores. Ejemplos de estas aplicaciones incluyen Memory Trainer, que ofrece ejercicios de cálculo mental, lógica y lenguaje para mantener el cerebro activo y prevenir el deterioro cognitivo asociado con el envejecimiento. De hecho, la tecnología para mejorar la conexión social no solo ofrece herramientas para mantener relaciones significativas, sino también para promover el bienestar mental y emocional en la población mayor.

 

Beneficios de dispositivos tecnológicos para personas mayores

La creciente adopción de tecnologías modernas por parte de los adultos mayores representa un cambio significativo en la forma en que interactúan con el mundo digital. A medida que esta brecha digital se reduce, se abren nuevas oportunidades para que las personas mayores se sientan más capacitadas, adaptadas y conectadas en la sociedad actual. La inclusión digital, como se plantea en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para 2030, es un paso crucial hacia un futuro más equitativo y accesible para todos.

Los beneficios de estas nuevas tecnologías no pueden ser subestimados: proporcionan independencia, acceso a información relevante, reducción de estrés y la capacidad de realizar diversas actividades en línea, desde compras hasta pagar facturas. Además, promueven la conexión con seres queridos, amigos y la comunidad en general, lo que contribuye a una sensación de bienestar y pertenencia.

Entonces, fomentar y apoyar el uso de dispositivos tecnológicos en la vida diaria de nuestros mayores es fundamental para garantizar que aprovechen al máximo las oportunidades que ofrece la era digital. Está comprobado que aprender y beneficiarse de estas herramientas pueden mejorar significativamente la calidad de vida de las personas mayores.